viernes, 26 de junio de 2009

inauguran un centro de investigación para prever el cáncer en Cataluña-España

La medicina, históricamente, se ha basado en actuar sobre el paciente una vez que se han identificado o desarrollado los síntomas de la enfermedad. Terapias comunes para patologías comunes. La medicina del futuro se basará en la predicción y en la personalización de los tratamientos, a partir de la secuencia genómica de cada individuo.
El Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada (IMPP), inaugurado ayer en el entorno del hospital Can Ruti, en Badalona, constituirá un centro de referencia de investigación sobre el cáncer en España a partir del genoma humano. Dirigido por el científico Manuel Perucho -uno de los especialistas mundiales en el cáncer hereditario de colon sin pólipos-, contará con un equipo de unos 70 investigadores a finales de año, distribuidos en una veintena de equipos disciplinarios.
Pero la joya de la corona del instituto será el banco de ADN, que dispondrá en el futuro de 50.000 muestras representativoas del conjunto de la población catalana (2.000 en diciembre). Será la base a partir de la cual extenderá sus investigaciones sobre prevención, predicción y tratamiento individualizado del cáncer. En un primer momento se centrará en descubrir terapias contra el cáncer gastrointestinal, uno de los más frecuentes junto al de mama y el de pulmón.
El banco de ADN se convertirá en la herramienta fundamental de este instituto, pues el objetivo es identificar las variantes genéticas que permiten predecir el cáncer, es decir, los factores de riesgo que influyen para que una persona desarrolle cierto tipo de tumores. Esto se obtiene a partir del análisis de las bases moleculares presentes en el genoma, lo que permitiría detectar la enfermedad en fases muy iniciales, incluso presintomáticas, y prescribir fármacos diseñados para un único paciente.
Otro caso distinto son los cánceres hereditarios, que afectan a los miembros de una misma familia al heredar un gen mutado. Como el perfil genético de cada individuo es diferente, los científicos consideran que la terapia deberá ser personalizada o, al menos, circunscrita a tumores de las mismas características, superiores al 90%. "De momento", señaló ayer Manuel Perucho, "hablar de medicina personalizada absoluta es ciencia ficción, pero estamos trabajando en ello, en las tres pes: predicción, personalización y prevención". El Instituto dispone de 3.300 metros cuadrados divididos en tres plantas y cuando esté en pleno rendimiento albergará a unos 150 científicos.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Cataluna/inaugura/centro/investigacion/prever/cancer/elpepusoc/20090626elpepusoc_1/Tes