lunes, 27 de julio de 2009

A 54 años del peor accidente ocurrido en el deporte motor: Le Mans 1955



El 11 de junio de 1955, el piloto Pierre Levegh y 82 espectadores murieron en un accidente durante la carrera de 24 horas de Le Mans. Aquí, en El Secreto De Zara, les contamos lo sucedido.

Hace 54 años, en 1955, el piloto Pierre Levegh y 82 espectadores murieron en un accidente durante la carrera de 24 horas de Le Mans. El choque que costó la vida a 83 personas el 11 de junio ocurrió durante la tercera hora de la carrera de Le Mans, según indica la revista Life.

Semanas luego de la carrera, la revista Time informó que Mike Hawthorn de Gran Bretaña recibió una señal de su equipo mecánico para detenerse a reponer combustible; Hawthorn frenó demasiado rápido hacia la derecha. Lance Macklin de Gran Bretaña dobló hacia la izquierda para evitarlo. Pierre Levegh chocó contra el automóvil de Macklin y su propio automóvil fue alzado hacia un terraplén a la izquierda, donde rodó varias veces antes de volar hacia la multitud de espectadores.

Desintegrándose después de chocar contra la barrera, el Mercedes es arrojado hacia el aire y su motor fue a parar directamente hacia la multitud de espectadores.


En su cobertura de la historia, la revista Life incluyó una imagen demostrando cómo el automóvil de Levegh saltó sobre la barricada. Una ilustración adaptada de “Le Mans ’55: The Crash That Changad the Face of Motor Racing” (“Le Mans ’55: El choque que cambió la faz de las carreras de autos motorizados”) muestra las rutas de Levegh y Macklin, además de los lugares donde las partes del automóvil de Levegh aterrizaron.

Desde las gradas de los espectadores se puede apreciar como se incendia el Mercedes. Los fragmentos han aterrizado en la sección izquierda.


De acuerdo con la revista Life, “El capó del automóvil decapitó a los aglomerados espectadores como una guillotina. El motor y el eje delantero cortaron como una batería de artillería. Y el cuerpo de magnesio del automóvil se incendió como una antorcha, quemando a otros hasta la muerte.” La revista informó que 82 espectadores fueron asesinados y 76 resultaron gravemente heridos; Levegh fue lanzado de su automóvil y sufrió una fractura mortal en el cráneo.

“Hawthorn, aunque debilitado, ganó la carrera y estableció un nuevo record,” informó Life. “Pero pocos espectadores tuvieron el entusiasmo para aplaudir.”

Opinión y análisis: Nombrando al culpable

Sigue ardiendo minutos despues del accidente los restos del Mercedes y cerca de la pared, los restos de un espectador muerto.


Luego de la carrera, muchos culparon a Hawthorn por comenzar la cadena de eventos que llevó al accidente, frenando demasiado rápido e iniciando así el accidente. Una investigación oficial por parte de los organizadores de la carrera, el Automobile Club de l’Ouest, consideró a Hawthorn inocente de esos cargos y declaró el choque como un accidente de carreras.

Paul Frere, campeón de una de las carreras de Le Mans, defendió a Hawthorn en un análisis escena a escena del accidente. “Queda absolutamente claro a partir de las fotografías que Hawthorn no hizo una maniobra subida de frenar y doblar hacia la derecha a corta distancia de los boxes, lo que habría puesto a los automóviles cercanos en peligro,” Frere escribió en un artículo originalmente publicado en 1993 en Jaguar World y reproducido en el sitio Web tributo a Mike Hawthorn.

Una reconstrucción oficial muestra el rastro de como el Mercedes, despues de subir la barrera, saltó sobre si misma unas 85 yardas, desprendiendo partes del auto hacia los espectadores. Con el impacto, Lavegh fue arrojado del auto y su cráneo impactó contra las barreras.


Frere, al igual que la investigación oficial, concluyó que no hay un solo individuo a quien culpar por el choque. El artículo de Frere está precedido por una introducción y seguido por una galería con 90 imágenes del choque.

Antes del comienzo de la carrera, Levegh había expresado su preocupación sobre la velocidad de los automóviles en el estrecho pasaje de los boxes. “Tenermos que idear algún tipo de sistema de señales,” se lo cita en la revista Time. “Nuestros automóviles van demasiado rápido.”

Aunque Levegh fue incapaz de salvar su propia vida, puede haber salvado la vida del piloto Juan Fangio, que lo seguía. Antes de chocar y ser lanzado al terraplén, Levegh agitó su brazo en el aire y Fangio fue capaz de frenar a tiempo para evitarlo. En un articulo de 1955 en The Guardian, Fangio dio crédito a Levegh por salvar su vida.

Reacciones: Mejorías de seguridad y prohibición de las carreras de autos motorizados

Luego del desastre, Francia y otros países europeos instituyeron prohibiciones para las carreras de automóviles motorizados hasta que se implementaran estándares de seguridad más estrictos. Según un informe de la revista Time en 1959, más de 600,000 dólares fueron invertidos en las mejoras de la pista y las gradas, y en 1956 se permitió que la carrera continuara. Otras medidas de seguridad, tales como los limites en el tamaño de los motores y la longitud de tiempo que un piloto puede conducir, fueron también añadidas.

Francia, España y Suiza instituyeron prohibiciones sobre las carreras de autos motorizados, muchas de las cuales fueron revertidas una vez que se implementaron las nuevas medidas de seguridad. Según informó Eurosport UK en el 2007, Suiza votó para eliminar “la prohibición de más de 50 años para organizar eventos de automóviles motorizados” en junio del 2007.

Trasfondo: Las 24 Horas de Le Mans

2 sacerdotes, 2 horas después de la carrera, caminan sobre los muertos para administrar los últimos ritos. Al día siguiente se hizo un servicio de memorias en la antigua catedral de Le Mans.


El New York Times describe las 24 Horas de Le Mans como una carrera de resistencia que se desarrolla cada junio en Le Mans, Francia. En el 2007, hubo 55 automóviles participantes, con tres conductores cada uno. La carrera, desarrollada en una combinación de pista de carreras y calles públicas cerradas, requiere velocidad, resistencia, confiabilidad y eficiencia de combustible. Luego de 24 horas, el automóvil que ha cubierto la mayor distancia es declarado ganador.

El sitio Web oficial de las 24 Horas de Le Mans, organizada por el Automobile Club de l’Ouest, explica lo que hace que esta carrera sea única, ofrece una lista de ganadores y participantes, y vende entradas para las carreras que se realizan en junio.

Personaje clave: Pierre Levegh

Según indica el sitio 24 Heures du Mans, el conductor Pierre Levegh fue un deportista francés que se destacó también en tenis y hockey sobre hielo. La carrera de 1955 fue la quinta vez que Levegh compitió en las 24 Horas de Le Mans. En 1952, condujo por sí solo y tuvo un liderazgo de cuatro vueltas durante la ultima hora; sin embargo, su automóvil tuvo un fallo en el motor “causado probablemente por la falta de un cambio de velocidades debido al cansancio del conductor,” informa 24 Heures du Mans.

Referencia: Libro y película de Le Mans

El Austin Healey, #26, contra el que el piloto francés Pierre Levegh chocó, yace en un mutilado montón al lado de la pista en Le Mans.


“Le Mans ’55: The Crash That Changad the Face of Motor Racing” (“Le Mans ’55: El choque que cambió la faz de las carreras de autos motorizados”), por Christopher Hilton ofrece un detallado análisis del choque, con fotografías, mapas, dibujos y cálculos.

La película “Le Mans”, de 1971, tuvo como protagonista a Steve McQueen como un conductor de la carrera de Le Mans. La película incluye videos de la verdadera carrera de Le Mans en 1970, y ofrece una mirada realista de la carrera.

Video: Le Mans 1955, Accidente