lunes, 19 de octubre de 2009

MASACRE EN TOA BAJA, P. R.




TOA BAJA – La violencia azotó extremadamente cruenta tarde en la noche del sábado, cuando un puñado de sicarios dispararon a mansalva en un concurrido negocio de la calle Progreso, en las parcelas Sabana Seca y mataron a siete personas, también troncharon la vida de una criatura de ocho meses de gestación e hirieron a 19 personas, entre ellas una niña de 9 años, en la masacre con el mayor saldo de víctimas en la historia criminal de Puerto Rico.

El presunto cabecilla de los sicarios –un individuo conocido como ‘Alexis’, quien cumplió cárcel por narcotráfico– había advertido que “rociaría de balas” el negocio La Tómbola, si su actual propietario Wilfredo ‘Rufo’ Semprit Santana, insistía en abrirlo, tras varias semanas de trabajos de remodelación.

El negocio llevaba operando varios días, pero el sábado fue su reinauguración, y afuera se colocó un techo de lona para proteger la vitrina de las frituras, mientras adentró entre la barra y el billar un conjunto amenizaba a la clientela, todos vecinos del lugar.

Los participantes de una cabalgata se habían detenido en el lugar a tomar cervezas y refrescos, y aparentemente la presencia de los caballos molestó a algún vecino, que llamó a la Policía. Los jinetes se marcharon sin problema y siguió la algarabía en el negocio.Alrededor de las 11:45 de la noche llegaron los sicarios, cuyo número no se ha podido establecer y penetraron al interior, donde comenzaron a disparar. En el baño alcanzaron fatalmente de un balazo en la cara a Pedro Semprit Santana, de 25 años, hermano del propietario, quien buscó refugiarse en el sanitario.

Al lado de la mesa de billar cayeron otras dos víctimas, una de ellas una mujer identificada como Elisa del Carmen Ocasio, quien se cree estaba acompañada de uno de los hombres que resultó herido. El otro cadáver en el interior del negocio era de un hombre que no fue identificado.
Donde estaba el toldo cayeron otros dos y detrás de un vehículo en la entrada fue ultimado un joven. La séptima víctima fue declarada muerta en el CDT.Tras casi 17 horas de labores, los investigadores del Instituto de Ciencias Forenses levantaron los cadáveres a la media tarde de ayer, pero no se ofreció la identidad de las víctimas al alegar la Policía que no llevaban documentos. Entre las víctimas figuraba un joven cuya madre es empleada del Municipio, según confirmó el alcalde Aníbal Vega Borges. Se señaló que otra de las víctimas podría tratarse de un cartero.

La infernal balacera en la que se estiman se produjeron más de 250 disparos, de armas de asalto y de pistolas, duró varios minutos y no se descarta que algunos parroquianos alcanzaron a disparar contra los pistoleros, y después pusieron pie en polvorosa, dejando atrás el caos de llanto, sangre y dolor de los 19 heridos.

El pandemónium se trasladó al CDT, y los heridos fueron llevados al Centro Médico de Río Piedras, en prioridad de la gravedad.

Entre los heridos más graves estaba la cantante de la agrupación Fina Rodríguez Otero, de 22 años, vecina de Orocovis, la única de las víctimas que no vive en Sabana Seca; la niña Amaris Fonseca, de nueve años, que recibió un balazo y la joven Carmen García Santiago, quien estaba en su octavo mes de embarazo. Los médicos trataron de salvar a la criatura, la que extrajeron del vientre sin ninguna probabilidad de que pudiera sobrevivir ya que una bala le había alcanzado su frágil cráneo.

Otra de las heridas, Carmen Semprit Santana, es hermana del dueño del negocio y otras son vecinas como María Matías Rosado, de 54 años; Miriam Figueroa Robles, de 49 años; Amarilis Fonseca Matías, de 30 años y su hermana Melitza, de 25.
Mas info en: