martes, 1 de diciembre de 2009

ALGUNAS DEFINICIONES


El suicidio es un fenómeno de carácter multifactorial, su problemática es compleja y en México va en aumento. Asimismo, el suicidio es una causa de muerte cuya historia natural es extremadamente variable. Aunque tradicionalmente se le ha considerado como una expresión de conflictos mentales presentes y de larga duración, como la depresión, muchas veces el suicidio no está relacionado con patologías mentales declaradas; mientras que el intento de suicidio es una conducta sumamente impactante y sus repercusiones no se hacen esperar en todas las áreas del individuo, recomiendan que para la mejor evaluación del problema de por sí complejo del suicidio se requiere de la integración de diferentes perspectivas además de la epidemiológica, pues ha sido ésta la que ha llevado a conocer las características de los individuos que se asocian con mayor probabilidad al comportamiento suicida.
Además, no todos los comportamientos a los que se alude con los términos de “suicidio” y “suicida” han sido motivados por una decisión consciente de morir; en muchas ocasiones no pretenden ni siquiera generar un daño personal sino que son una expresión y comunicación de desesperanza, desesperación, frustración y enojo.