domingo, 24 de enero de 2010

EL AUTOCIRUJANO



Leonid Rogozov (14 de marzo de 1934 - 21 de septiembre de 2000) fue un médico soviético graduado el año 1959 en el Instituto de Pediatría Médica de Leningrado quien, habiendo comenzado los estudios de cirugía, los cuales tuvo que interrumpir al año siguiente para formar parte de la Sexta Expedición Antártica soviética, ejerció su profesión desde su llegada a la base novolazarevskaya en donde convivió junto con otros trece investigadores dedicados al estudio de la zona.

Todo transcurría sin sobresaltos hasta el 29 de abril de 1961, cuando Leonid comenzó a tener fiebre moderada, debilidad general, náuseas y, más tarde, dolor en el abdomen. El tratamiento que se administró no le sirvió de ayuda y al día siguiente se autodiagnosticó una apendicitis aguda que había derivado en peritonitis. Su estado general empeoró esa misma noche.


La estación soviética más próxima, MIRNY se encontraba a más de 1.500 Km. de distancia; en las bases internacionales más próximas no había ningún avión en el que pudiera ser evacuado y las condiciones climatológicas impedían la llegada de ningún otro. Dada la gravedad del caso, que podía llevarle a la muerte, Rogozov decidió operarse a sí mismo con la ayuda de un conductor y un meteorólogo que le proporcionaba los instrumentos precisos y le sostenía un espejo en el que poder ver las partes que su vista no alcanzaba.

La intervención comenzó a las 22:00 h. del día 30 de abril. Después de anestesiarse localmente la zona afectada con Novocaina, Rogozov se hizo una incisión de entre 10 y 12 cm. que le permitiera el acceso al apéndice. La debilidad y las náuseas le obligaban a realizar breves pero numerosas pausas, pero, por fin, consigue cortar y extraer la parte enferma que ya presentaba una perforación de 2 x 2 cm. Tras administrarse antibióticos directamente en la cavidad peritoneal, procedió a suturarse, terminando la operación dos horas después de su inicio.

Después de un breve periodo de debilidad, los síntomas de la peritonitis fueron desapareciendo, la temperatura corporal volvió a la normalidad y, siete días después, se quitó los puntos. A las dos semanas, se había restablecido por completo.

Si quieres saber mas visita aquiestuveayer.com