viernes, 11 de junio de 2010

EL TE ROJO




Durante siglos, en China, el Té Rojo o Pu Erh fue patrimonio exclusivo de los emperadores. Por esta razón aún se lo sigue denominando el “té de los emperadores”. Desde hace algunos años podemos encontrarlo en
cualquier mercado y es bien conocida su fabulosa propiedad adelgazante.


Además, podemos agregar otras características como promover la aceleración del metabolismo del hígado y favorecer la reducción de la
grasa corporal y el colesterol. También es un gran depurador,
desintoxicante y hasta un antidepresivo leve. Estimula las secreciones
digestivas facilitando la digestión.
Se aconseja beber una taza de la infusión luego de cada comida. Para experimentar su propiedad adelgazante se debe respetar una dieta a base
de verduras -crudas, cocidas al vapor o hervidas-, y frutas. Se
recomienda seguir cualquier dieta siempre bajo la supervisión de un
Nutricionista o Dietista.
No se recomienda que lo consuman niños, embarazadas y personas sometidas a un tratamiento médico continuado o con alteraciones del
ritmo cardíaco. Tampoco se recomienda a pacientes con úlcera, anemia,
insomnio o nerviosismo.
Para preparar una taza de infusión de Té Rojo son suficientes 3 gr. a los que se añade agua casi hirviendo, dejándolo reposar durante 2 a 5
minutos. Muchas veces vienen en saquitos o sobrecitos que facilitan
este procedimiento.

El té rojo es una de esas bebidas que siempre tenemos que tener en cuenta para nuestro cuerpo. ¿Por qué? Porque sus propiedades son realmente interesantes. Además, de ser una sabrosa infusión, sus beneficios pueden repercutir favorablemente en nuestro organismo.

Conoce para qué sirve el té rojo:
  • El té rojo pu’erh es ideal para la acción diurética, favoreciendo la eliminación natural de toxinas y evitando la retención de líquidos.

  • Otra de las propiedades que tiene el té rojo es la de ser altamente digestivo. Esta bebida estimula la producción de ácido gástrico, favoreciendo así el metabolismo hepático y generando sales biliares que son muy buenas para la digestión.

  • Por las razones formuladas anteriormente, el té rojo para perder peso está más que recomendado. Su acción adelgazante se debe al aceleramiento del metabolismo del hígado, lo que favorece la rápida eliminación de las grasas.

  • A su vez, el té rojo para el colesterol también puede resultar interesante. Un estudio de la Universidad de Yunnan así lo certificó en su momento, cuando varios pacientes coronarios fueron tratados con una cura de té rojo, obteniendo interesantes resultados.

  • De todas formas, no olvides consultar las contraindicaciones del té rojo para cerciorarte de que puedes consumirlo sin problemas.