viernes, 17 de julio de 2009

A final de año se pondrá en marcha el proyecto 'Marte 500

Los voluntarios posan tras salir del módulo en el que han estado aislados 105 días.


El experimento de un vuelo simulado a Marte llega a su fin tras 105 días. Los seis voluntarios salieron este martes del módulo científico. El experimento ha permitido a los científicos estudiar los efectos del aislamiento de larga duración.

Los seis participantes en el simulacro de un vuelo a Marte salieron del módulo científico, ubicado en Rusia, en el que han permanecido aislados del mundo exterior durante 105 días.

En Moscù, los organizadores del experimento del Instituto de Problemas Biomédicos de la Academia de Ciencias de Rusia abrieron la compuerta, informó la agencia Interfax.

El primero en salir fue el cosmonauta ruso Oleg Artémiev, de 37 años, al que siguió el resto del equipo, que fue recibido por los aplausos de las personas presentes.

El comandante de la tripulación, el ruso Serguéi Riazanski, de 34 años, afirmó que se siente "perfectamente", según la agencia oficial RIA-Nóvosti. La tripulación se sometió a un examen médico y cada dos días tendrán que pasar una revisión, aunque podrán volver a sus casas este mismo martes.

El equipo estaba integrado por otros dos rusos, el maestro de deportes Alexéi Shpákov (40) y el médico Alexéi Baránov (33 años), además del piloto francés de aviación civil Cyrille Fournier, de 40 años, y el ingeniero alemán Oliver Knickel, de 28.

Un experimento dividido en tres partes

El experimento, que comenzó el pasado 31 de marzo, estuvo dividido en tres partes: el vuelo de la nave en la órbita terrestre, el vuelo a Marte y la estancia del aparato en la órbita marciana. Los seis voluntarios recibirán 15.000 euros por su participación, además de pluses por realizar experimentos con éxito.

El objetivo del simulacro era poner a prueba la compatibilidad psicológica y la tolerancia de la tripulación y permitir a los científicos estudiar día a día los efectos del aislamiento de larga duración.

Sin embargo, no ha sido más que la antesala del proyecto principal, el ´Marte-500´, que simulará un vuelo tripulado al planeta rojo, aunque con una nueva tripulación, y cuyo comienzo está previsto para finales de 2009 o principios de 2010.

Los futuros seis voluntarios permanecerán en el simulador un total de 520 días, el tiempo del viaje de ida y vuelta a Marte, más una estancia simulada de 30 días en la superficie marciana.