sábado, 25 de julio de 2009

Problemas con el oxígeno en la última caminata espacial

Chris Cassidy durante la caminata espacial del viernes, junto a Tom Marshburn.


En un paseo espacial uno de los astronautas tuvo problemas con el aire. En el traje espacial de Chris Cassidy se acumuló dióxido de carbono. Los ingenieros creen que se debió a una actitud demasiado entusiasta.

La NASA ha aconsejado al buzo de élite de la Marina convertido en astronauta, Chris Cassidy, cuyo primer paseo espacial fue interrumpido antes de tiempo por un problema con el aire, que respire suavemente.

El astronauta del Endeavour y su compañero David Wolf se acercaban al final de una caminata espacial el miércoles cuando algo de dióxido de carbono, producto de la respiración, comenzó a acumularse en el traje espacial de Cassidy.

El gas venenoso se filtra químicamente a través del traje espacial mediante un filtro de hidróxido de litio. Los ingenieros creen que el entusiasta y agotador comienzo de Cassidy en su salida provocaron que ocurriera posteriormente un fallo en el filtro durante el paseo espacial.

Cassidy nunca estuvo en peligro, ya que el paseo se canceló antes de que los niveles de dióxido de carbono se acercaran a convertirse en un motivo de preocupación.

"Hay una característica de cómo trabaja (el hidróxido de litio) por lo que si sales y tienes un índice metabólico muy alto en el inicio entonces el filtro no funciona tan bien (...)", dijo la directora de vuelo de la estación espacial, Holly Ridings.

"Chris es un SEAL de la Marina", dijo Ridings, refiriéndose a las fuerzas especiales de la Marina de Estados Unidos que operan en el mar, el aire y la tierra. "Está en excelente forma así que realmente sólo debíamos decirle, 'Hey, sabemos que puedes hacer esto realmente bien y realmente rápido, pero necesitamos que (el filtro) funcione bien, así que sólo baja un poco la velocidad y tómate tu tiempo'. Se lo tomó con buen humor", afirmó Ridings.

Cassidy y su compañero de tripulación Tom Marshburn tenían programado el viernes un paseo espacial de 7 horas y media para terminar de reemplazar las baterías en el sistema de energía solar a bordo de la Estación Espacial Internacional.

La misión del Endeavour termina el martes

También el viernes, una nave de carga rusa despegó del cosmódromo Baikonur en Kazajistán con más de 1.215 kilogramos de equipamiento y suministros, más 810 kilogramos de combustible para las hélices de dirección de la estación.

La nave tiene programado llegar el miércoles al puesto en órbita, un día después de la partida de la tripulación del transbordador Endeavour, que debe regresar al Centro Espacial Kennedy, en Florida, el próximo viernes.