viernes, 23 de octubre de 2009

PAZ INTERIOR,PAZ ENTREMEDIA, PAZ ENTRE TODOS

La creación de la paz mundial se parece mucho a la consecución de la paz en la familia. Las relaciones tienen su fundamento en la dominación y sometimiento.
Mediante las crisis de guerra, hambre y las depresiones económicos, la familia mundial nos pide ayuda como lo haría la familia disfuncional que manifiesta su sufrimiento en los síntomas.
La guerra, como medio aceptable de resolución de conflictos, debe limitarse.
Pueden ser sinceros emocionalmente; son seres humanos vitales, comprometidos, con un sentido de propósito y la capacidad para reír de si mismo.
Tu contacto con ellos puede ser suficiente para brindarles el apoyo que necesitan para salir a la luz unirse a ti.
En vez de contar con una masa crítica positiva, tenemos una masa negativa que ha ido creciendo con los años. Su origen y apoyo procede de las actividades que se manifiestan en violencia, desconfianza, ambición, coerción y apatía.
Las personas que de veras se aman y valoran, actúan para establecer compromisos y contactos con otros individuos de manera amorosa, respetuosa y realista; utilizan sus energías para desarrollar posibilidades que disfruten todos los seres humanos.
Las personas fuertes, congruentes y vitales los problemas de manera creativa, realista y justa, con las herramientas que la vida pone en sus manos.
Esto hace que la paz también este a nuestra disposición, una vez que cambiemos nuestra conciencia y nuestras mentes. Podremos crear un mundo político y social que satisfaga las necesidades de todas las personas, a la vez que respete las diferencias y forme vínculos cimentados en la igualdad.

FUNTES DE INFORMACION:
LIBRO DE M.D.H. ANA MARIA PEREZ ROMERO