viernes, 23 de octubre de 2009

SISTEMAS: ¡ABIERTOS O CERRADOS!

El concepto de sistema fue extraído de la industria y el comercio, y se ha convertido en una forma de comprender como funcionan los seres humanos dentro de un grupo.
Las implicaciones del los sistemas que dirigen la conducta personal, familiar y social, son evidentes por doquier.
En las familias, el objetivo es desarrollar nuevos individuos y favorecer el crecimiento de los ya existentes. Dentro del grupo familiar, esto se refiere a la autoestima, las reglas y la comunicación de los diversos miembros de la familia.
En el núcleo familiar, esta fuerza se deriva del alimento, el techo, el aire, el agua, la actividad y las creencias sobre las vidas emocional, intelectual, física, social y espiritual de los miembros de la familia y como funcionan en conjunto.
Hay dos clases de sistemas: el abierto y cerrado. En su sistema cerrado, las partes tienen una conexión muy rígida, o se encuentran desconectadas por completo.
Un sistema abierto es aquel en el que las personas están ínter conexas, responden y son sensibles a las demás, y permiten que la información fluya entre el ambiente interno y el externo.
Si la comunicación actual impide el crecimiento y si tus reglas son inhumanas, encubiertas y anticuadas, quizás tengas un sistema familiar cerrado. Si la comunicación favorece el desarrollo y tus reglas son humanas, manifiestas y actualizadas, tendrás un sistema abierto.
Dicho en otras palabras, tu autoestima, tu comunicación, aunadas a las reglas y creencias, son los ingredientes que conforman el sistema familiar.

FUNTES DE INFORMACION:
LIBRO DE M.D.H. ANA MARIA PEREZ ROMERO