lunes, 13 de septiembre de 2010

LA REMOLACHA



El jugo de remolacha (betabel) tomado en ayunas restablece el equilibrio hormonal en las mujeres, especialmente en la menopausia, superando el denominado síndrome del climaterio que se caracteriza por una serie de trastornos psíquicos y físicos entre los que figuran la intranquilidad, los fogajes y el distanciamiento de la reglas o su falta.

En pocos días la mujer suele sentirse bien, pero debe continuar tomando la remolacha por lo menos 15 días después de haberse normalizado. Un vaso por día es suficiente en la mayor parte de los casos y dos vasos en los más severos. Luego de uno o dos meses de tratamiento se debería mantener el uso de la misma, 3 veces por semana.

La remolacha es una planta con Trofismo hepático y se utiliza por ende también en casos que se quiere estimular el funcionamiento del hígado; tiene efectos colagogos (aumenta la secreción biliar) y además, fluidificante de la bilis misma.


- Se utiliza en las hepatitis virales (el jugo), por efecto hepato-protector.


- Tiene efecto laxante. Actúa como alimento alcalino-reactivo.


- Es un estimulante de la hematopoyesis (producción de glóbulos rojos).


- Su caldo cocido es tonificante y tiene cierto efecto solvente en la litiasis

(cálculos) de las vías urinarias


- Las hojas tienen efecto protector renal y diurético suave, en emplastos, ellas

tienen efecto calmante sobre las excoriaciones y además un efecto

antiinflamatorio. Es un coadyuvante en la terapia natural del cáncer.