sábado, 18 de junio de 2011

LAVANDA


Usos:
Amor, proteccion, sueños, castidad, longevidad, purificacion, felicidad, paz.

Familia:lamiáceas
Nombre comun: lavanda, espliego.
Descripcion: Presentan hojas opuestas, simples, enteras, dentadas o pinnatífidas. Poseen inflorescencias de tipo verticilastro dispuestas en pisos separados a lo largo del eje florífero o en una estructura compacta. Las flores son pequeñas.


Es un buen medicamento contra la melancolía y afecciones nerviosas; es
antiespasmódico.

Adecuado en las afecciones de garganta, procesos gripales y como digestivo. 

Es útil para desinfectar llagas y heridas. 

Se emplea en perfumería. De olor fragante y sabor acre, algo amargo.

Es sedante y se emplea en neuralgias, excitación nerviosa y vértigos. 

Las tisanas de espliego sirven externa e internamente, para combatir flatos, indigestiones y sobre gasas para desinfectar llagas y heridas. 

El alcohol de espliego es muy adecuado para dar fricciones, añadir a baños activadores de la circulación o aliviar el cansancio. 

Por destilación, se obtiene un aceite esencial muy empleado en perfumería. 

También se utiliza en saquitos para insecticida.

ALCOHOL DE ESPLIEGO:
A un litro de alcohol de 90ş añadir 30 gramos de esencia de
espliego, dejar macerar 48 horas y filtrar. Almacenar el líquido en un
recipiente hermético y en lugar oscuro.

INFUSIÓN DIGESTIVA:
A un litro de agua hirviendo añadir un puñadito de flores secas de
espliego. Dejar el recipiente tapado y reposando unos minutos. Colar antes de tomar después de las comidas.


INFUSIÓN PARA USO INTERNO Y EXTERNO:
Hervir unos 25 gramos de flores secas de espliego en un litro de agua,
dejando reposar a continuación. Colar antes de tomar. Para uso como
desinfectante tópico empapar una gasa en el líquido y aplicar ésta sobre las llagas y heridas.

AGUA DE LAVANDA:
Cicatrizante, antiseptico, limpieza de heridas, eccemas, desinfectante de picaduras de insectos (uso externo), faringitis (uso interno).

2 tazas de flores de lavanda
1 litro de agua destilada
2 cucharadas de vodka

Hierve el agua, vierte en un bote que resista el calor, añade las flores, remueve y cierra el bote. Déjalo 48 horas, mejor al sol. 
Remueve de vez en cuando. A las 48 horas cuela el líquido con una gasa, apretando para sacar bien el jugo. Por último añade el  vodka y embotellalo.